Psicólogos en Alcalá de Henares - Madrid

Primera sesión GRATIS. Resto 35 €. Estudiantes 30 €. 91 013 69 30 / 665 935 794 | psicologofuenla@gmail.com

Qué es la depresión postvacacional y cómo evitarla

Qué es la depresión postvacacional y cómo evitarla

La depresión postvacacional es un estado de ánimo que afecta a algunas personas tras el periodo de vacaciones y el regreso a la rutina habitual. Las personas afectadas suelen tener entre 30 y 40 años, en especial si no disfrutan con su trabajo o su situación laboral no es estable. Dentro de este grupo los más afectados son las personas con cargos de responsabilidad, las que trabajan en la medicina o la educación, y las que sufren mobbing o acoso laboral.

Aunque este síndrome no está considerado por todos los profesionales como una depresión, sí que tiene síntomas similares a los de esos trastornos, entre los que se encuentran los dolores musculares, el cansancio, las taquicardias, los trastornos digestivos, la pérdida de apetito o la sensación de ahogo.

Al igual que en ciertas depresiones, también se dan síntomas de tipo psicológico como la nostalgia, la sensación de ansiedad, la apatía, la tristeza, la irritabilidad y la falta de interés por las cosas y de concentración.

Por tanto, la pregunta obvia es qué se puede hacer para evitar este síndrome y cómo puede prevenirse o combatirse. Normalmente, no se suele necesitar ningún tipo de tratamiento, ya que esta depresión desaparece con el paso de los días.

Pero como se suele decir que “más vale prevenir”, nunca está de más seguir algunos consejos para para evitar el riesgo de padecer este síndrome:

  • Regresar de las vacaciones con unos días de antelación a la fecha de vuelta al trabajo.
  • No olvidarnos de que al volver a trabajar vamos a reecontrarnos con compañeros (algunos de ellos también amigos).
  • Tampoco hay que olvidar que las vacaciones no son el final de los días libres en todo el año, por lo que podemos aprovechar los puentes, los fines de semana y los días festivos para hacer cosas que nos gustan, reunirnos con familiares y amigos, hacer ejercicio o pasear.
  • Si nuestro rendimiento los primeros días no es el habitual en nosotros, no hay que agobiarse. Al principio no todo es siempre como queremos.
  • Evitar a toda costa llevarnos trabajo a casa.
  • En el trabajo, tratar de tener un ambiente agradable y sano.
  • Intentar no tener una actitud de quejas constantes.
  • No olvidar que gracias al trabajo podemos mantener cierto nivel de vida.

Y por último, siempre se recomienda que, si el malestar o las sensaciones de este síndrome no han desaparecido en dos o tres semanas, no hay que descartar buscar la ayuda de un especialista, para evitar que la depresión tras postvacacional se haga mayor y se convierta en un trastorno más grave.

Leave a comment

Your email address will not be published.