Psicólogos en Fuenlabrada - Madrid

Primera sesión GRATIS. Resto 35 €. Estudiantes 30 €. 91 013 69 30 / 665 935 794 | psicologofuenla@gmail.com

El flechazo: Amor en menos de un segundo

El flechazo: Amor en menos de un segundo

De acuerdo con un estudio llevado a cabo por la profesora de asistente psicología y adjunta de neurología Stephanie Ortigue, de la Universidad de Syracuse, lo que conocemos como flechazo sólo tarda 0,2 segundos en ocurrir, y no sólo hace que la persona sienta una euforia que también se siente cuando se consume cocaína, sino que afecta además a las áreas intelectuales de nuestro cerebro.

Los resultados de la investigación también pudieron comprobar que, cuando nos enamoramos, trabajan conjuntamente hasta 12 áreas de nuestro cerebro para liberar adrenalina, oxitocina o dopamina, que son las responsables de dicha euforia. Otras funciones de tipo cognitivo también se ven afectadas como son la imagen corporal o la representación mental.

Por tanto, de acuerdo con los resultados lo que nos deberíamos preguntar es si el amor se encuentra en nuestro corazón o en nuestro cerebro. Para Ortigue “no sólo es el cerebro, sino el también corazón, porque el amor es un concepto complejo y ambos procesos le dan forma, tanto de abajo hacia arriba como de arriba hacia abajo o lo que es lo mismo, del cerebro al corazón y viceversa. Un ejemplo de esto son los estímulos que se generan al activarse ciertas partes del cerebro, que nos hace sentir lo que conocemos como mariposas en el estómago. Por tanto, algunos de los síntomas que sentimos al tener un flechazo o enamorarnos pueden proceder del cerebro.”

Ortigue también añade que otros investigadores han comprobado que durante este proceso también aumentan los niveles en sangre del NGF o Factor de Crecimiento Nervioso, siendo el aumento mayor en aquellas parejas que se acababan de enamorar. Esta molécula juega un importante papel en la química social de las personas, o en lo que se llama amor a primera vista. Para Ortigue, estos resultados confirman que existe una base científica en el amor.

Estos resultados tienen una importante implicación en la investigación de la salud mental y la neurociencia porque todos sabemos que cuando una relación amorosa no sale bien puede provocar depresión y estrés mental. Para Ortigue “Esto supone otra investigación sobre la mente y el cerebro de los pacientes, ya que al entender por qué se enamoran y por qué se sienten tan afligidos pueden utilizar nuevas terapias. Así, al identificar qué partes del cerebro resultan estimuladas por el amor, se pueden entender mejor el dolor que los pacientes enfermos de amor sienten.

En la investigación también se identificaron diferentes partes del cerebro que se ven afectadas al enamorarnos. Así, en el amor incondicional como puede ser el de una madre hacia su hijo intervienen áreas cerebrales que son diferentes y comunes, entre las que se incluye el centro del cerebro, mientras que en el amor apasionado interviene tanto la parte de recompensa de nuestro cerebro como las áreas asociativas cognitivas de orden superior y funciones cognitivas como la imagen corporal.

Para llevar a cabo el estudio, que fue publicado en el Journal of Sexual Medicine, el equipo de Ortigue trabajó con un investigadores de la Universidad de West Virginia y de un hospital universitario situado en Suiza.

Leave a comment

Your email address will not be published.