Psicólogos en Fuenlabrada - Madrid

Primera sesión GRATIS. Resto 35 €. Estudiantes 30 €. 91 013 69 30 / 665 935 794 | psicologofuenla@gmail.com

Psicología Perinatal. Qué es y en qué consiste

Psicología Perinatal. Qué es y en qué consiste

La Psicología Perinatal es un área de la psicología que trata las etapas del embarazo, abarcando hasta el parto y el pauperio y continúa posteriormente tratando la relación de la madre con el niño hasta que éste alcanza una edad de unos 3 años.

El objetivo de la Psicología Perinatal es establecer adecuadamente unos vínculos tempranos saludables, que son fundamentales para el desarrollo psicofísico a lo largo de la infancia, de manera que se consideran no sólo las dificultades que puedan darse sino las que puedan surgir incluso antes.

El embarazo supone para las madres una serie de adaptaciones tanto a nivel físico como a nivel emocional, en las que entran en juego diferentes aspectos que generan una carga que a veces, y por diversos motivos, puede ser muy agobiante y provocar una crisis evolutiva. Estos motivos pueden ser:

  • Carencias afectivas.
  • Depresiones.
  • Problemas anteriores para concebir o durante otros embarazos.
  • Los típicos miedos relacionados con el embarazo o el parto.
  • Dificultades en la adaptación al rol de madre.

Así, la Psicología Perinatal puede ayudar enormemente a tratar la confusión que se experimenta como consecuencia de estos sentimientos, hablando de la situación, las dudas y los temores para ordenarlos y reforzando aquellos aspectos positivos. Eso hace que la madre pueda vivir el embarazo con más tranquilidad y calma y se encamine con más seguridad hacia la maternidad.

Tras haber dado a luz
Los problemas pueden también aparecer tarde, tras el parto, y las demandas del bebé pueden hacer que la madre se sienta abrumada. Si a esto le añadimos el cansancio y la necesidad del cuerpo de recuperarse tras el esfuerzo realizado al dar a luz, puede suponer una sobrecarga excesiva. No debemos olvidar que no todas las madres tienen la ayuda que les hace falta o viven en situaciones favorables. Y esto puede tener una indidencia en el vínculo afectivo y arriesgar la relación con el bebé.

Como consecuencia, a la madre puede resultarle difícil satisfacer y entender las demandas del pequeño, y esto puede generar trastornos posteriores en el desarrollo físico y emocional del niño.

Leave a comment

Your email address will not be published.