Psicólogos en Fuenlabrada - Madrid

Primera sesión GRATIS. Resto 35 €. Estudiantes 30 €. 91 013 69 30 / 665 935 794 | psicologofuenla@gmail.com

Cuando no nos podemos quitar de la cabeza una música

Cuando no nos podemos quitar de la cabeza una música

¿Cuántas veces nos ha ocurrido que hay una melodía, o una canción, que no se nos va de la cabeza y la repetimos mentalmente una y otra vez? Muchos nos hemos encontrado de vez en cuando tarareando dentro de nuestra cabeza una canción o la música de un anuncio, una serie, o simplemente un tema que nos gusta.

Pues lo cierto es que este fenómeno tiene un nombre que es bastante curioso. Se le llama “gusano musical”.

El gusano musical tiene unos aspectos psicológicos, que son los siguientes:

  • Depende de cada persona, y parece tener relación con los recuerdos de carácter emotivo.
  • No importa si se trata de una canción que tiene letra, o de una que no la tiene.
  • Las melodías y canciones que tienen una estructura repetitiva y sencilla son las que más se dan en este fenómeno.
  • Se pueden dejar de lado cantando otra canciones o realizando actividades en las que se haga un esfuerzo mental.

Lo habitual es que esta melodía o canción que no se vaya de la cabeza no dure mucho tiempo. Puede ser durante unas horas, o unos pocos días. Pero se marchan de forma tan repentina como surgen. Cuando duran más de lo normal y resultan incluso intrusivas, de manera que afectan a nuestras actividades normales, este “gusano” se transforma en lo que se conoce como psicosis musical.

Se ha podido comprobar en diferentes estudios que, cuando se entra en contacto con la música, independientemente de que estemos escuchándola o creándola, se produce una gran activación en el cerebro. Por ello existen diferentes fenómenos y curiosidades asociados a la música como los que vemos a continuación:

  • La primera versión de una canción suele ser la que más nos gusta probablemente porque esa primera versión es la que hemos escuchado antes.
  • La canción favorita de una persona normalmente está relacionada con un acontecimiento emocional.
  • El ritmo cardíaco a menudo se sincroniza con la música que se escucha, de manera que es más acelerado cuando se trata de un ritmo más movido y más relajado con los ritmos más lentos.
  • El volumen alto de la música hace que aumenten las ganas de beber. ¿Será esta la razón de que en las discotecas se beba mucho?

Leave a comment

Your email address will not be published.