Psicólogos en Fuenlabrada - Madrid

Primera sesión GRATIS. Resto 35 €. Estudiantes 30 €. 91 013 69 30 / 665 935 794 | psicologofuenla@gmail.com

Cómo aprender a aceptar nuestros errores

Cómo aprender a aceptar nuestros errores

Hay personas para las que resulta muy difícil aceptarlo cuando cometen errores. Para otras, los errores son lo mismo que el fracaso. Sea como sea, son muchas las personas que tienen dificultades aceptar haber cometido algún error, especialmente cuando lo atribuyen a algo que falla en su persona, a algo que creen haber hecho malo, o si la sensación de culpabilidad les bloquea.

Pero los errores no son lo mismo que el fracaso, ya que éste se relaciona con un resultado que se espera, y cuando éste es desfavorable o contrario a lo esperado se habla de haber fracasado. El fracaso, por tanto, ocurre cuando las cosas no salen como se planearon.

En cambio, los errores no se refieren a un resultado, sino a acciones que después se considera que no han sido adecuadas para el objetivo que se buscaba.

El éxito o fracaso de un plan o de una acción no sólo depende de uno mismo, ya que hay muchos otros factores que influyen como el contexto, las condiciones, el azar o la voluntad de otras personas, mientras que los errores son consecuencia de una decisión previa que uno mismo a tomado, y por tanto sólo uno mismo es responsable de dicho error.

Un ejemplo es cuando se toma la decisión de contraer matrimonio con la pareja, y se espera que ese matrimonio dure toda la vida. Pero en un matrimonio no sólo existe uno, sino que se trata como mínimo de dos. Y decimos como mínimo porque también existen las amistades de ambos, los aspectos económicos, las familias, el entorno y muchos otros factores. En muchos casos la separación o ruptura no se puede atribuir a uno de los miembros de la pareja.

En otros casos, la decisión sí que provoca la ruptura y, por tanto, se puede hablar de error debido a las consecuencias negativas. Se comete un error cuando, aún no siendo feliz en la relación, se sigue adelante con la esperanza de que las cosas cambien. O se comete un error cuando se decide ser infiel a la pareja y la infidelidad provoca la ruptura.

La manera de que los errores no se transformen en culpa y sean útiles es asumir que nadie es perfecto, que todos cometemos errores, y aprender de ellos. Esto último hará, además, que el error haya tenido un sentido (por pequeño que sea). Aprender de los errores y tomar la decisión de hacer las cosas de manera diferente es preferible a quedarnos sintiéndonos culpables y lamentándonos.

Leave a comment

Your email address will not be published.