Psicólogos en Fuenlabrada - Madrid

Primera sesión GRATIS. Resto 35 €. Estudiantes 30 €. 91 013 69 30 / 665 935 794 | psicologofuenla@gmail.com

Cómo elegir las actividades extraescolares del niño

Cómo elegir las actividades extraescolares del niño

El verano y las vacaciones es una buena época para que los padres , además de descansar, valoren cómo ha ido el curso de sus hijos y planifiquen el próximo. Y en esta planificación a menudo se encuentra la decisión de las actividades extraescolares que realizarán, en especial aquellos niños que las van a hacer por primera vez. No sólo eso, sino también dónde y con qué frecuencia.

Dado que esta suele ser una decisión de suma importancia para la vida de los niños, vamos a ver unos aspectos que son fundamentales a la hora de tomarla.

  • Edad del niño. Su edad determina los ciclos de sueño y descanso, que no deben ser alterados. Por eso es de gran importancia que las actividades extraescolares terminen con tiempo suficiente para llevar a cabo la rutina nocturna, dentro de la cual entran el baño antes o después de cenar y la propia cena, de manera que se respete su ciclo de descanso.
  • Sus gustos y preferencias. Además de sugerir al niño las actividades extraescolares que más se adapten a nuestro horario y organización del día, tenemos que escucharles para conocer lo que les gusta o quieren hacer. Esto les hará aprovechar mejor el tiempo de actividad extraescolar y tomarla con más motivación.
  • Cuánto tiempo tendrán que dedicarle. El tiempo que pasen dedicados a la actividad extraescolar es importante. Un ejemplo son los deportes, que se encuentran entre las actividades favoritas de los niños. Comienza siendo una de las mejores maneras de hacer ejercicio y jugar. Pero con el paso del tiempo pasa a convertirse en varios entrenamientos y horas a lo largo de la semana, sumado a las competiciones en fin de semana que pueden acontecer cerca de casa o incluso en otra ciudad. Hay que conocer cómo va a estar orientado este deporte para saber si es adecuado para la edad del pequeño y, así mismo, no requerirá una organización excesiva.
  • Cantidad de actividades. Como sabemos, existen diferentes tipos de actividades extraescolares para los niños, entre las que el deporte, la música, los idiomas y el baile suelen ser sus preferidas. Pero no hay que caer en el error de sobrecargarlos con un exceso de actividades que no les dejen tiempo para nada. Hay que valorar cuántas horas podrán dedicarles, así como su edad, y dejar que disfruten de al menos una o dos tardes cada semana para descansar, fomentar su creatividad, y también pasar tiempo con la familia.

Las actividades extraescolares son perfectas para que el niño aprenda algo que no le enseñan en el colegio o para que amplíen sus conocimientos en un área concreta, así como para hacer ejercicio. Y es nuestro deber ayudarle a elegir las que le motiven más, desarrollen mejor sus capacidades sociales y creativas, y le ayuden a disfrutar de una buena salud física.