Psicólogos en Fuenlabrada - Madrid

Primera sesión GRATIS. Resto 35 €. Estudiantes 30 €. 91 013 69 30 / 665 935 794 | psicologofuenla@gmail.com

Cómo seguir adelante tras el desamor

Cómo seguir adelante tras el desamor

Salir adelante tras el desamor es un problema cuya solución no sabe nadie con exactitud, ya que cada persona lo vive de una manera diferente en función del motivo que ha causado la ruptura, la manera de aceptar el fracaso o la personalidad y circunstancias de cada uno.

En lo que sí se coincide es en ciertas pautas que podemos adoptar para que, a pesar de que el dolor necesite un tiempo para curarse, se alivie en cierta manera el desamor.

10 consejos para llevar mejor el desamor

  • No negar el duelo. Cuando una relación se rompe siempre es difícil de aceptar, y siempre lleva un tiempo superarlo. Hay que aceptar este tiempo durante el que llevar el duelo, que suele ser de unas semanas o puede llevar a varios meses. Pretender que no ha ocurrido nada no ayuda a solucionarlo, y hay que atreverse a aceptar los sentimientos que, durante un tiempo, nos traerá el desamor.
  • Dejar que nos ayuden. No hay que negarse a que nos tiendan una mano porque la ayuda de nuestros amigos y nuestra familia realmente es necesaria. Y tampoco tener miedo de recibir ayuda profesional si no podemos con ello.
  • Querernos. Cuando llega el desamor, es el momento de sacar lo mejor de uno mismo. Y mimarnos un poco puede ayudarnos a hacerlo. El ejercicio físico, os cambios de look, comprar ropa nueva o cuidar la alimentación son cosas que pueden darle un empujón a la autoestima y hacernos sentir mejor.
  • Ser prudentes y no excederse. Hay personas que piensan que una buena manera de luchar contra el desamor son los excesos y abusan del alcohol, gastan de manera compulsiva o deciden embarcarse inmediatamente en relaciones que no tienen ningún futuro. La prudencia es la mejor compañera en estos momentos.
  • Estar ocupado. Tener nuestra mente ocupada ayuda a salir adelante cuando nos encontramos inmersos en el desamor, como también ocurre en épocas de estrés o depresión. Concentrarnos más en el trabajo, leer antes de irnos a dormir… pero sin excedernos, harán que nuestra mente se aparte de la tristeza y el dolor.
  • Huir del aislamiento. Es natural que cuando estamos dolidos por una ruptura queramos estar solos, pero lo que no debemos hacer nunca es aislarnos completamente de la familia y los amigos, ni dejar de hacer todo aquello que nos gustaba antes. Al menos un día a la semana tenemos que tomarnos tiempo para hablar con nuestros familiares y amigos.
  • Poner algo de tierra de por medio. Este punto puede contradecir al anterior, pero nada más lejos de la realidad. En un momento tan duro también hay que alejarse un poco de las cosas que reaviven nuestro dolor. No tener contacto con la ex pareja y su familia o los amigos que se tenían en común, evitar lugares u objetos que tengamos en casa que recuerden a la otra persona, es necesario mientras la rabia y la tristeza continúen.
  • Tener tiempo para nosotros. En una relación de pareja el tiempo que se dedica a uno mismo se reduce. Tras la ruptura, es necesario retomarlo y dedicar tiempo a la salud y bienestar propios, siempre en función de la rutina diaria y el tiempo del que dispongamos. Así, es bueno comenzar a adoptar rutinas como practicar hobbies, hacer ejercicio o escuchar música, que nos aportarán momentos de paz y tranquilidad.
  • Aprovechar para aprender algo nuevo. El aprendizaje siempre renueva la energía y la mente. Es un buen momento para empezar a aprender cosas nuevas como un idioma nuevo, tocar un instrumento musical, pintar o cocinar.
  • De todo se aprende. toda situación que vivimos durante nuestra vida nos enseña algo, y el desamor no es diferente al resto. Es otra parte de nuestro aprendizaje en la vida para crecer individualmente.